Food Style & Headshots

LA FLOR MÁS RICA Y PODEROSA DE LA PRIMAVERA…

EL ALCAUCIL

Les comparto esta nota de la Romina Barritta, ella es Licenciada en Nutrición, se recibió en Buenos Aires pero trabajó en Minnesota (USA) como técnica en Dietética en al Mayo Clinic. Actualmente trabaja en Nutrición en la Clínica Hospital universitario CEMIC. Mamá de 2 bellas niñas y cocinera aficionada. Desarrolló GlobalDietitians.com en el 2011 para fomentar la comunicación entre colegas. Yo las invito a visitar su página en donde van a encontrar mucha info y además algunas recetas: www.globaldietitians.com

Volvamos a lo nuestro… el alcaucil… Con Romi nos surgió la idea de hacer notas de interés enfocado a la nutrición contando un poco sobre las propiedades de las frutas y verduras de estación, a cargo de ella, con fotos de quién escribe, ósea Brenda.

“De origen mediterráneo, aprendí a comer el alcaucil en la cuna de mi familia italiana. Recuerdo el aroma de la cocina de mi casa… mamá preparando los alcauciles rellenos con carne picada, DELICIOSO! No sé si las nuevas generaciones lo coman tanto… Por eso, los productores de La Plata (donde se encuentra el 60% de la producción nacional, originada por inmigrantes italiano) están haciendo campaña para fomentar su consumo y organizan ahora en octubre la Fiesta del Alcaucil.

Además de que en el verano ya se van, está bueno comerlos ahora de temporada por todos los beneficios nutricionales que tiene, entre ellos:

* POCAS CALORÍAS Y MUCHA FIBRA: un alcaucil (parte comestible) tiene solo 25 calorías y 5 gramos de fibre, especialmente inulina que es un prebiótico natural que favorece el desarrollo de las bacterias buenas de la flora intestinal y previene la constipación.

* ANTIOXIDANTE: tiene los niveles más altos de antioxidantes que cualquier vegetal! (polífenoles, lavonoides, antocianinas) contribuyendo a la prevención del cáncer y enfermedades cardiovasculares.

* BUENA FUENTE DE VITAMINA C, ÁCIDO FÓLICO, POTACIO Y MAGNESIO.

* HEPATOPROTECTOR: gracias a compuestos con el Cynarin y Silymarin aumenta la cantidad de bilis facilitando la digestión y podrían prevenir el daño de las células hepáticas (¿sabías que la Hepatalfina o Chofitol es extracto del alcaucil??)

El alcaucil es una flor (antes de que se abra) que tiene un corazón tierno riquísimo. Al comento de comprarlo tiene que estar firme, con todas las hojas bien cerradas. Si está blandito está pasado.

¿Como se cocinan? En aguar hirviendo con sal y 2 cucharadas de jugo de limón por litro de agua para mantener el color, entre 25 y 40 minutos dependiendo del tamaño (o hasta que al pinchar la base con un tenedor no ofrezca resistencia) También se pueden cocinar al vapor, al horno o grillados.

¿Como los como…? A mí me encanta la forma clásica, mojar hora por hora en una vinagreta (aceite de oliva con un buen aceta balsámico o jugo de limón), raspar con los dientes la parte blanda y tirar el resto de la hoja. Lo mejor es llegar al corazón del alcaucil! También la parte tierna de las hojas se pueden sacar con el filo de una cuchara y junto con los corazones quedan deliciosos en tartas, tortillas, con pastas o en el clásico americano, dip de espinaca y alcaucil para una picadura.

A continuación la receta!

DIP DE ESPINACA Y ALCAUCIL LIGHT

INGREDIENTES

– 1 taza de corazones y pulpa de alcauciles picados

– 1 taza de espinacas cocidas, escurridas y picadas

– 200g de queso crema light (tipo Finlandia)

– 1/2 taza de queso blanco descremado

– 1/2 taza de queso en hebras

– 1/2 diente de ajo picado o rallado

– Sal y pimienta a gusto

PREPARACIÓN

Mezclar todos los ingredientes

Colocar en una fuente de cerámica o vidrio y hornear por unos 15 minutos a 180-200 grados c

Servir con tostaditas de pan integral, grisines o vegetales para “dipping”

FUENTES: Lic.ROMINA BARRITTA DE GLOBALDIETITIANS
FOTOS: BRENDA KIHN​